“La función de la arquitectura debe resolver el problema material sin olvidarse de las necesidades espirituales del hombre”

Luis Barragán | Arquitecto Mexicano

HABLEMOS DE ARQUITECTURA Y CIUDAD

La arquitectura tiene un valor creativo que genera estética y belleza y posee, asimismo, una infinita capacidad práctica para resolver necesidades, aportar progreso e imaginar el futuro de los hombres y mujeres que poblamos este nuevo siglo y milenio.

En un mundo de 7 mil 400 millones de almas, la arquitectura es una herramienta que orienta y alinea la expansión de nuestras ciudades y visualiza la creación de otras nuevas, sobre líneas estratégicas que ya no nos podemos dar el lujo de ignorar o despreciar.

Ecología, sustentabilidad y ahorro de energía; inclusión e integración de la diversidad social; espacios destinados a las nuevas formas de convivencia humana; creación de infraestructura para la seguridad de las comunidades y sus familias y de prevención de conductas antisociales, y una auténtica planeación del espacio urbano para reactivar la economía y elevar su eficiencia, son parte de estos principios estratégicos que gobernantes y administradores deben atender.

Dejarlos de lado y ser omisos a su cumplimiento como en el pasado reciente, tiene costos inmediatos y de mediano plazo que degradan nuestra vida social y económica al convertirse en crisis, inseguridad y violencia.

Una ciudad es un organismo vivo que exige energía, seguridad y bienestar para crecer y desarrollarse armónicamente.

La arquitectura moderna es conocimiento aplicado que aporta soluciones para lograr ese fin tan primordial.

Como profesionistas y profesionales de una disciplina que se renueva siempre, vemos el cambio como un componente natural de la modernidad y la modernidad, lo sabemos todos, nos exige actualizarnos permanentemente; nos exige ser competentes y competitivos y por tanto eficientes y eficaces.

Éstas son las capacidades profesionales que los arquitectos de Quintana Roo ofrecemos a nuestra sociedad, a nuestra querida ciudad de Chetumal y al gobierno que la gran mayoría de nosotros elegimos.

Queremos que el sur de nuestro estado se transforme en el Gran Sur de Quintana Roo.

Sí como decía ese gran arquitecto mexicano que fue Luís Barragán, la función de la arquitectura es resolver el problema material del hombre sin olvidarse de sus necesidades espirituales, hoy los arquitectos y arquitectas dispuestos a cumplir ese cometido, tenemos un medio y una tarea: sumarnos al gran proyecto institucional y a la inmensa labor social de crear más y mejores oportunidades para este sur profundo, nuestra tierra y nuestra gente.

Muchas gracias.

Arquitecto Víctor Sánchez Ruz,

Presidente del Colegio de Arquitectos de Quintana Roo, A. C.